Limpieza con huevo

maxresdefault-6

Una limpieza con huevo es necesaria cuando sentimos que hay algo malo que nos rodea, sentimos malestares físicos, enfermedad y queremos mejorar.

El huevo absorbe las malas energías que traigas, además de que puedes saber si hay un trabajo de brujería cuando lo rompas, esto se ve sobre todo si tiene burbujas o se forma figuras en la clara.

Si sale un manto o se cuece el huevo demasiado, hay que ver si alguien no te esta haciendo algo malo. La limpia con huevo no tiene horario o día específico para hacerse, puede ser en cualquier momento y te va a ayudar mucho para librarte de malas energías.

Cuando acabes de hacer la limpieza y veas el huevo en el agua, procura echarlo directo al retrete para que todo lo que te esté haciendo daño se vaya.

Limpia de huevo, ¿realmente efectiva?

Ante el problema del mal de ojo, se han planteado. Probablemente, como mamá ya has escuchado los consejos que te ha dado la amiga de tu madre o tu tía, recomendándote cientos de remedios y “rituales” caseros que solucionarán el problema de tu niño.

¿Cómo hacer la limpieza?

Para hacer esta limpieza se necesita un huevo (si lo hemos sacado de la nevera dejarlo que se le vaya el frio unos minutos), un vaso de cristal transparente y redondo, liso sin formas raras ni dibujos y un poco de agua que verteremos en el vaso, de forma que quede hasta un poco más de la mitad del vaso lleno.

Se debe realizar en el cuarto de baño, nos quitamos la ropa, pendientes u otro accesorio si lo llevamos, no tenemos que llevar nada encima. Una vez hecho esto procedemos a hacer la limpieza, se debe coger el huevo y comenzaremos a pasarlo por la parte delantera de nuestro cuerpo, empezando por la cabeza (el huevo siempre debe ir tocando la piel).

Es importante que mientras estemos haciendo esta operación, nos concentremos para visualizar lo que estamos queriendo conseguir, en este caso es que la mala energía de nuestro cuerpo la absorba el huevo a medida que lo vamos pasando, y así ayudamos a que sea más eficaz.

Para empezar hacemos tres círculos hacia la izda en nuestra cabeza, por la zona frontal, cuando los hayamos hecho continuamos bajando con éste por la cara, el cuello, los hombros y asi hasta llegar a los pies, debemos repetir esta operación tantas veces como necesitemos hasta que hayamos pasado el huevo por toda la parte delantera. Siempre se tiene que pasar de arriba hacia abajo como si estuviéramos barriendo, cuando hayamos terminado hacemos de nuevo otros tres círculos, pero ahora en la parte trasera de nuestra cabeza y en el sentido contrario (derecha), los círculos únicamente los haremos antes de empezar a pasar el huevo por el resto del cuerpo.

Cuando los hayamos hecho de nuevo bajamos por nuestra nuca, espalda, caderas, gluteos, piernas…y así hasta los pies, repetimos la operación tantas veces como sea necesario hasta que lo hayamos pasado por toda la parte trasera del cuerpo, siempre empezando por la cabeza y terminando por los pies. Mientras se realiza la limpieza se debe visualizar como la energía negativa que hay dentro de nuestro cuerpo la va absorbiendo el huevo, se tiene que hacer durante por lo menos 15 minutos para hacerla correctamente.

Una vez que lo hayamos pasado por todo el cuerpo, con el vaso lleno de agua hasta un poco mas de la mitad, cascamos el huevo como si fuéramos a hacer una tortilla y dejamos que entre todo menos la cáscara que la debemos tirar. Es importante que se coloque el vaso en un lugar donde se pueda ver bien lo que hay dentro y no haya problemas a la hora de realizar la lectura, una vez que echemos el huevo dentro, el vaso ya no se debe mover de donde lo hayamos colocado.

Nada mas terminar una vez dentro del vaso, le hacemos varias fotos desde varios ángulos, para que se vea bien y lo dejamos durante 10 min, pasado este tiempo le tomamos de nuevo mas fotos y lo tiramos al wc.

Para daros la interpretación de vuestra limpieza, podéis dejarme un mensaje en el Blog de la página, mandármelo por correo, Facebook o por Whatsapp al 602657615.

 

Contáctame vía e-mail o RRSS.