Radiestesia

La radiestesia, o también denominada rabdomancia, es una actividad pseudocientífica que se basa en la afirmación de los impulsos eléctricos, electromagnéticos, magnetismos y radiaciones de un cuerpo emisor, pueden ser captados y, en ocasiones, siendo manejados por una persona por medio de artilugios sencillos mantenidos en suspensión inestable como un péndulo, varillas o una horquilla.

La palabra radiestesia proviene del latín y del griego, es un neologismo construido a partir de dos términos, : el latino radium: ‘radiación’ y el griego aesthesia: ‘percepción por los sentidos’ o ‘capacidad de sentir’, esta práctica viene usándose desde hace más de 4.500 años y se usaba normalmente para la búsqueda de agua, minerales y otros metales valioso como el oro, hoy en día sigue usándose para muchas otras cosas, como lo son el medir las energías de un lugar, animal u objeto, preguntar cuando necesitas orientación, detectar enfermedades, encontrar algo o a alguien…etc.

Hasta 1890 compitieron el péndulo y las varillas como instrumentos para la detección de radiaciones, pero, a partir de ese año, como resultado de la experimentación con numerosos pacientes, el rector de la Universidad de Saltzburgo instituyó oficialmente el uso del péndulo como instrumento de diagnóstico médico; desde entonces se redujo el empleo de las varillas

En 1933 la Academia de Medicina de París organizó en Avignon un congreso al que se invitaron a todos los profesionales que venían investigando y trabajando con la rabdomancia, su finalidad era que cada cual aportara la información que permitiera entregar al mundo científico una herramienta certera para la aplicación de la rabdomancia. Con el reciente descubrimiento de las radiaciones, en aquel congreso se expuso que toda forma de vida (humana, animal, vegetal o mineral) así como cualquier cosa creada por el hombre, contiene vibraciones en correspondencia con una gama de colores, sonidos y un amplio espectro electromagnético, por lo que la vibración es una expresión de la vida en sus diferentes niveles y grados de densidad. Fue un asistente, el abate Alexis Bouly quien propuso ante los congresistas cambiar la denominación de rabdomancia por la de radiestesia, lo cual fue unánimamente aprobado. Este abate fundó la Sociedad de Amigos de la Radiestesia.

A las personas que se encargan de practicar la radiestesia se les denomina zahoríes, también llamados radiestesistas o radomantes, estos individuos tienen la capacidad de detectar la existencia de flujos mágneticos o líneas ley a cualquier profundidad y distancia. Normalmente el practicante utiliza una varilla vegetal o metálica o un péndulo, que sirve de guía o estímulo para llegar al lugar indicado, pero también hay quienes no usan ningún objeto y se guían solamente con su cuerpo, ya que éste está capacitado para percibir radiaciones provenientes de varias fuentes de energía.

Los primeros pasos de la radiestesia. La radiestesia es una sensibilidad que cualquier persona la puede desarrollar, esta sensibilidad es una energía que la persona tiene que ir sintiendo, viendo y potenciando. Las formas más habituales de percibir esa energía son a través de las varillas, los zahories fueron los primeros, buscaban agua cuando su percepción se lo indicaba, cuando las varillas hacen un o unos determinados movimientos, estos movimientos dependen de la sensibilidad que tiene cada persona.

La radiestesia a través del péndulo. Hoy en día el péndulo es quizás el más utilizado para comprobar esa sensibilidad. Lo importante es que la persona desarrolle esa sensibilidad para que el péndulo se mueva.

¿En cuántas formas o maneras se puede mover el péndulo? El péndulo se puede mover en las formas que usted desee, en mi caso son 12 formas en las que el péndulo debe moverse.

¿Para qué se debe mover el péndulo en diferentes formas? El péndulo debe de dar respuestas a preguntas que la persona hace, las más habituales: si, no, obstáculos, negativo, positivo, riesgos, etc, es decir, las respuestas que la persona desee tener con relación a lo que la persona pregunte.

¿Qué es la teleradiestesia? La teleradiestesia es cuando una persona busca información a distancia, le aseguro que no hay límites, el péndulo puede darle la respuesta que le corresponda con relación a lo que pregunta.

¿Es necesario un testigo? Se habla de un testigo cuando la personas buscan una información que no está a su alcance visual, es una forma de potenciar que la respuesta sea más fiable, por ejemplo, si una persona está buscando algo, no importa lo que sea, si ésta tiene algo que guarde relación con lo que está buscando como fotos, planos, mapas… ayudará en la búsqueda. Si es una persona es bueno tener un objeto que haya tenido la persona que se está buscando.

¿Quiénes pueden utilizar la radiestesia? La radiestesia la puede desarrollar cualquier persona, no importa la edad, siempre que la persona sea coherente y racional. Le aseguro que en los talleres que imparto he podido ver y comprobar que todas las personas pueden desarrollar esa energía para que el péndulo se mueva.

¿Para qué se puede utilizar la radiestesia? La radiestesia no tiene límites, por lo tanto, la puede utilizar para cualquier cosa que la persona desee, objetos, personas, profesiones, investigaciones y no importa para qué. En mi caso la utilizo para temas de salud, cuando conocí la radiestesia estaba en temas de salud y fue a lo que la enfoqué.

Para tener buenos resultados con la radiestesia. Después de 30 años utilizando cualquiera de mis péndulos, desde mi punto de entender y canalizar la energía, es necesario hacer una mantra para adiestrar una parte de la mente inconsciente, esta parte de la mente es la más intuitiva y en definitiva es la que nos va a dar las respuestas con los movimientos del péndulo, por lo tanto estamos hablando de una energía neuromuscular. Es posible que usted sea un buen radiestesista.

 

Contáctame vía e-mail o RRSS.