Sanación

La sanación es un estado físico y espiritual, en el que el cuerpo alcanza una salud óptima y placentera del mismo, pero para algunos, es un paso en el que la mente se hace una con el cuerpo, logrando así un equilibrio trascendental. La sanación lleva consigo misma diferentes aspectos dentro de ésto, ya que no sólo se refiere a una salud corporal, sino también al hecho de entablar una armonía con el entorno. No obstante, el uso de energías constantemente mejoran no sólo nuestro flujo de chakra, si no también el equilibrio que nuestro cuerpo necesita para lograr un equilibrio total con nosotros mismos y nuestro ”Yo interno”.

Algo que muchas personas confunden, es la sanación con la curación, debemos tener en cuenta que son dos conceptos muy distintos. La sanación esta mas enfocada al origen de la enfermedad o dolencia y sus síntomas, o a las limitaciones de la persona, ya que si la mente no está bien, el cuerpo nunca se curará físicamente. La respuesta está en ti, tu eres libre de elegir el camino, siendo éste vivir bien y tener salud o con un estado menos favorable y una vida mas complicada a la larga.

El término hace referencia al proceso al cual el ser humano podría catalogar como una forma de sentirse bien, mediante diferentes métodos o prácticas, ya sean orientales, europeas, latinoamericanas…etc. Según algunos textos bíblicos y el libro ”Buscando a Dios”, en una ciudad llamada Haiderabat en el área que hoy conocemos como el tesoro de Inglaterra, nació Adán el hijo de un sacerdote educado en algunas enseñanzas donde inició la guerra como tal, principio fundamental de la sanación. La sanación es una forma mediante la cual el ser humano puede mejorar su estado físico o mental, mediante el uso de su energía o chakras, llamados así por la cultura oriental, donde ésta se usa para mejorar el estado de sostenibilidad de la materia, fortalecimiento del alma y aumento de la resistencia del espíritu, único agente de la vida misma.

Podríamos decir que mediante la sanación se llega a la evaluación de nuestra energía espiritual y a mejorar nuestra forma de vida. También es utilizada para restaurar molestias, dolores, traumatismos y algunas enfermedades ”terminales”, por medio de la mente y del poder del ”Yo puedo”.

Una de las cosas más imprescindibles que necesita un sanador para mantenerse saludable, es la disposición del tiempo y el espacio privados, ello significa que debe concederse el tiempo que necesite, sin importar lo que pase, de no hacerlo se agotará y tendrá, de cualquier modo, que suspender su actividad durante algún tiempo. Es muy importante que el sanador tenga una vida plena en donde sus necesidades estén satisfechas.

Dentro de la sanación, existen varias formas de sanar a una persona y distintos métodos, como puede ser la sanación con minerales, sanación a distancia, Reiki, sanación energética…etc.

Contáctanos vía e-mail o RRSS.